Dr. Carlos Godoy | Distrofia Simpática Refleja
16344
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16344,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

DISTROFIA SIMPÁTICA REFLEJA

Es una condición de dolor ardoroso, rigidez, hinchazón, y cambios en la coloración de la mano. Esta afección es más común en personas entre 40 y 60 años, pero también se ha visto en personas más jóvenes.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

No se sabe la causa exacta de este padecimiento pero se cree ocurre como resultado de una alteración en del sistema nervioso simpático (un sistema automático e inconsciente) que controla el flujo de la sangre y las glándulas de sudor. Si no se trata, puede ocasionar rigidez y pérdida del uso de la parte afectada del brazo.

El síntoma clave es el dolor intenso y urente, y es mucho más fuerte de lo que se esperaría para el tipo de lesión que ocurrió, empeora con el tiempo y empieza en el punto de la lesión, pero con frecuencia se extiende a toda la extremidad. En la mayoría de los casos tiene tres fases; sin embargo, no siempre sigue este patrón. Algunas personas presentan síntomas graves casi inmediatamente mientras que otros permanecen en la primera fase.

TRATAMIENTO

El tratamiento exitoso depende del esfuerzo completo y activo del paciente en la terapia. Además de paciencia, es importante que el paciente conozca la historia natural de este padecimiento para que entienda que el tratamiento es largo y necesita constancia para ver resultados. Ocasionalmente, la cirugía se realiza en las ultimas etapas, pero los resultados pueden desilusionar. La cirugía consiste en cortar los nervios para eliminar el dolor (simpatectomía quirúrgica), aunque no está claro a cuántos pacientes ayuda esto. Igualmente puede hacer que los síntomas de algunos pacientes empeoren.