Dr. Carlos Godoy | Fascitis plantar (espolón calcáneo)
16594
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16594,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

FASCITIS PLANTAR (ESPOLÓN CALCÁNEO)

Erróneamente conocido como espolón calcáneo, ya que por sí mismo el espolón no es la causa del dolor, esto es demostrado ya que del 50-75% de pacientes SANOS, es decir sin NINGÚN SÍNTOMA, pueden presentar un espolón en la radiografías, lo anterior pone en evidencia que el problema no es el espolón sino la fascia plantar.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

La fascia plantar es un tejido conectivo en forma de ligamento que conecta el talón con las cabezas de los metatarsianos, la cual facilita la marcha, especialmente en la fase de despegue. Es una inflamación del origen de la fascia plantar y sus estructuras adyacentes. Es la causa número UNO (80%) de dolores de talón (talalgias).

CUADRO CLÍNICO

Dolor a la palpación del talón.
El Dolor muchas veces, es mayor al levantarse por las mañanas
La extensión de los dedos provoca dolor
Es fuertemente asociado con enfermedades del tendón de Aquiles.
Es comúnmente asociado en corredores, bipedestación prolongada, pie plano e incluso por obesidad.

TRATAMIENTO

El tratamiento conservador representa la primera línea de tratamiento con 90% de posibilidades de éxito; consiste en antiinflamatorios y realizar unos ejercicios de rehabilitación muy sencillos. En casos en donde éstas medidas no funcionan existen otras alternativas de tratamiento que incluyen: infiltraciones, ondas de terapia de choque y en ocasiones de tratamiento quirúrgico.