Dr. Carlos Godoy | Fracturas vertebrales
16516
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16516,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

FRACTURAS VERTEBRALES

Las fracturas vertebrales son lesiones dadas por mecanismo de compresión y flexión de la columna cervical, dorsal y lumbar que puede afectar componentes de la parte anterior, media y posterior de la misma, dando angulación y traslación (desplazamiento) de la misma. Las radiografías pueden mostrar lesiones, pero los componentes de inestabilidad de la columna necesitan radiografías dinámicas (flexión y extensión) para determinar el desplazamiento y el grado de la misma.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

Comúnmente son resultados de traumatismo de alta energía incluyendo accidentes viales, caída de una altura mayor de 2 metros, atletas en deporte de contacto (Futbol americano, Hockey, Gimnasia, Clavadistas, etc.). Las fracturas pueden causar lesión de la médula espinal que es el canal neural central, que une el cerebro y el cuerpo. Las fracturas sin mecanismo traumático en pacientes mayores son por osteoporosis y requieren mecanismos de baja energía como una caída de su altura.

 

Usualmente estas fracturas son una urgencia, el dolor puede ser a nivel de la fractura o en una zona distante dependiendo de la raíz nerviosa afectada, variando desde incapacidad funcional de una de las extremidades, como pérdida de la sensación de una zona o incapacidad funcional para realizar movimientos de la extremidad. La valoración neurológica debe ser realizada por un médico especializado por el riesgo de la inestabilidad de la columna. La movilización de la misma puede ser peligrosa por una sección de la medula espinal; poniendo en peligro al paciente de una parálisis permanente del nivel afectado hacia abajo.

TRATAMIENTO

El uso de Corticoesteroides Intravenosos en las primeras 8 horas está indicado desde el inicio de la valoración, con la finalidad de disminuir la inflamación a nivel de médula espinal y de tejidos blandos que estuvieran condicionando los síntomas neurológicos, así como protección para evitar un compromiso de la medula espinal. Los métodos de inmovilización para manejo conservador pueden ser desde tracción cervical o pélvica, además del uso de collarín Philadelphia (Rígido) y Faja lumbar Reforzada. La curación total de estas fracturas con manejo conservador puede ser de 6 a 12 semanas dependiendo la calidad ósea, la edad y el estado general del paciente.

Las indicaciones para un tratamiento quirúrgico están determinados por el nivel neurológico afectado, la fragmentación (pedazos) de Vertebra así como un desplazamiento de la columna que comprometa el canal medular (un desplazamiento mayor a 20% en los estudios de imagen) teniendo como variedad en la fijación interna anterior para columna cervical con placa y tornillos; y en columna lumbar con fijación interna posterior con tornillos y barras. La curación de estas fracturas con estos métodos puede variar de 2 a 3 meses dependiendo de los mismos factores previamente mencionados.

 

En Fracturas no desplazadas sólo existe un componente de compresión de la misma. La innovación médica ha desarrollado técnicas quirúrgicas como lo es la Vertebroplastía y Cifoplastía que es la inoculación de Cemento Quirúrgico dentro de la Vertebra para elevarla y que recupere su estructura anatómica. La indicación de esta misma es que las paredes de la vértebra estén intactas en su parte anterior y posterior.