Dr. Carlos Godoy | Inestabilidad y esguinces de tobillo
16603
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16603,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

INESTABILIDAD Y ESGUINCES DE TOBILLO

La inestabilidad de tobillo es consecuencia de los esguinces de tobillo, los cuales son lesiones totales o parciales de los ligamentos que lo estabilizan, es decir que hacen que los huesos que conforman el tobillo permanezcan en su sitio.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

Es una de las primeras causas de atención en accidente deportivos (más del 75%) o recreativas.
Los ligamentos del tobillo son varios, formando complejos en las distintas caras del mismo:
• Ligamento deltoideo
• Complejo lateral
• Ligamentos peroneotibiales inferiores
De estos tres grupos el complejo lateral es el que más comúnmente se lesiona y el que más comúnmente presenta problemas de inestabilidad aguda o crónica.

CUADRO CLÍNICO

La primera manifestación son esguinces de repetición, es decir tener torceduras del mismo tipo frecuentemente.
• Dificultad para hacer deportes o para caminar en superficies irregulares.
• Dolor en el trayecto del ligamento lastimado e inflamación.
• Sensación de movilidad excesiva del tobillo, algunos pacientes lo refieren como que el “tobillo da de sí”
• Además las inestabilidades de tobillo pueden estar acompañados de otros padecimientos, por ejemplo:
*Síndromes de pinzamiento de tobillo.
*Síndrome del seno del tarso.
*Inestabilidad de articulaciones vecinas.
*Lesiones tendinosas (tendones peroneos).
*Fracturas de los huesos del pie (fractura del 5º metatarsiano, fracturas de calcáneo y astrágalo).
*Lesiones osteocondrales.

TRATAMIENTO

El tratamiento inicial debe ser conservador es decir no se opera y responde al acróstico en inglés de la palabra RICE (arroz) o REPOSO. Es relativo y se refiere a la actividad física del tobillo afectado.

  • INMOVILIZACIÓN. Con botas o férulas, generalmente removible para confort del paciente.
  • COMPRESIÓN (vendaje).
  • ELEVACIÓN. Colocar el pie en un sitio alto (taburete, almohada, etc) para disminuir la inflamación.
  • Además de antiinflamatorios, analgésico y hielo. Después se debe iniciar un programa de rehabilitación.

El tratamiento quirúrgico se reserva en caso de:
• Falla a tratamiento conservador
• Laxitud extrema
• Esguinces de repetición en actividades de la vida diaria
• Alta sospecha de patología asociada (pinzamientos de tobillo, lesiones osteocondrales, inestabilidad de articulaciones adyacentes).

 

Existen otras técnicas como la microabrasión que consiste en pequeñas “quemaduras” por medio de radiofrecuencia que pueden ser utilizadas en algunos casos.
Es importante comprender que muchas veces la inestabilidad de tobillo viene acompañada de otras enfermedades en el tobillo y en estos casos se debe agregar el tratamiento de estos.