Dr. Carlos Godoy | Lesión por compresión del nervio cubital
16369
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16369,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

LESIÓN POR COMPRESIÓN DEL NERVIO CUBITAL

El nervio cubital es quien da sensibilidad al 4º y 5º dedo de la mano, y es el responsable de los músculos intrínsecos de la mano y del aductor del pulgar.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

Existen varios lugares donde anatómicamente este nervio puede ser comprimido o ser sometido a isquemia por aumento de la tensión en el nervio al momento de estirar en el codo,  en la muñeca, o en ambos. Existen diversos factores de riesgo para este padecimiento, entre ellos la diabetes, hipotiroidismo, obesidad, tabaquismo, alcoholismo, etc.

La sintomatología de acuerdo al lugar donde este comprimido el nervio será adormecimiento sobre el trayecto del nervio desde la cara interna del brazo y el codo, hasta el 4º y 5º dedo de la mano, que paulatinamente va aumentando a sensación de hinchazón, hormigueo, dolor quemante, sensación de choque eléctrico, hasta llegar a debilidad y perdida de fuerza al realizar la pinza para tomar objetos pequeños.

Se requiere realizar una exploración física minuciosa para localizar el sitio de la compresión. Existen diversos test clínicos donde nosotros podemos comprobar el diagnóstico y tener una idea de la magnitud de la compresión, además existen estudios de electrofisiología que nos permiten corroborar el sitio y el grado de severidad de la compresión, para así poder escoger el mejor tratamiento.

TRATAMIENTO

En pacientes con sintomatología leve a moderada, con aparición reciente siempre debe considerarse el tratamiento conservador el cual consiste en la utilización de férula, ya sea en codo o en muñeca de acuerdo al sitio de la compresión, el uso de analgésicos y antiinflamatorios y generar un cambio en las actividades que pudiesen desencadenar los síntomas, esto puede probarse hasta por 3 meses. En pacientes que no responden al tratamiento conservador, o que tienen cuadros más severos el tratamiento quirúrgico está indicado.

 

El tipo de procedimiento depende del caso en particular de cada paciente y del lugar de la compresión, en general si el problema es en la muñeca, se realiza una descompresión con una incisión de 3 cm, con una exploración del nervio, y, si el problema es en el codo, se realiza una descompresión a este nivel con una incisión de aproximadamente 10 cm, y se valora si se requiere algún otro procedimiento como retirar algún fragmento óseo o realizar una transposición del nervio cubital.

 

La recuperación es dependiendo de qué tipo de cirugía se realizó, generalmente la descompresión al nivel de la muñeca solo requiere anestesia regional y una cirugía ambulatoria con un vendaje que se retira a los 3 días y una férula nocturna por 2 semanas. En la cirugía a nivel del codo la anestesia también es regional , pero se requiere el internamiento del paciente, se utiliza un vendaje especial por 3 días y de acuerdo al tipo de cirugía que se realizó y va a variar el tiempo de inmovilización. Es importante tener en mente que la recuperación va de la mano con el tiempo de evolución y la severidad de la compresión, además de las condiciones generales de cada paciente.