Dr. Carlos Godoy | Síndrome de la Banda Iliotibial
16695
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16695,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

SÍNDROME DE LA BANDA ILIOTIBIAL

La banda iliotibial es una condensación de fascia formada por el tensor de la fascia lata, glúteo medio y glúteo menor que se origina en la cresta iliaca y se inserta en el tubérculo de Gerdy en la cara lateral de la tibia proximal.

SINTOMAS Y VALORACIÓN

Es la causa más común de dolor lateral de rodilla en atletas. Según Richards DP et. al. su incidencia se reporta hasta en un 12% entre deportistas. Tiene gran movilidad tanto anterior como posterior, lo que tiene relevancia en su patología ya que una de las teorías enfoca a que ésta hipermovilidad puede ser clave en el padecimiento.

 

El paciente presenta dolor insidioso en la cara lateral de la rodilla que, al principio se presenta solo al correr, subir escaleras o al correr bajando pendientes. Conforme avanza el padecimiento el dolor se presentará en reposo. Se presenta marcha anormal, dolor localizado a nivel de la bursa, dolor reproducible al realizar un varo forzado con 30º de flexion. Es importante realizar un diagnóstico diferencial con una lesión del ligamento colateral o una lesión de menisco lateral.

TRATAMIENTO

La gran mayoria de estos padecimientos responden de manera adecuada al tratamiento conservador con fisioterapia + ejercicios de estiramiento de la banda iliotibial.

 

Otra alternativa terapeútica es el uso de corticosteroides o concentrados plaquetarios para disminuir la inflamación en el sitio afectado. Parte importante en éste apartado es reconocer los factores predisponentes y corregirlos sobre todo entre corredores y ciclistas, que son los 2 grupos más afectados por éste padecimiento.

 

El manejo quirúrgico para éste padecimiento solo está indicado en casos raros en donde el manejo conservador no ha tenido éxito. Por lo general el manejo quirúrgico se acompaña de una artroscopia diagnóstica. Los procedimientos que mejores resultados han presentado actualmente son z plastias y procedimientos en donde se reseca parte de la banda iliotibial para evitar el contacto con el condilo lateral.